Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

TREN FLECHA ROJA. UN VIAJE AL PASADO

Tren Flecha Roja

 

Si visitas Rusia y tu intención es conocer San Petersburgo y Moscú debes recorrer el trayecto que separa las dos ciudades en el tren Flecha Roja («Красная стрела»). Sin duda te recomiendo vivir la experiencia de viajar en este tren porque no lo vas a olvidar!!

El tren Flecha Roja es un viaje al pasado. Inaugurado en el año 1931 por Stalin lleva más de 80 años uniendo las dos ciudades más importantes de Rusia. En sus comienzos sólo las clases altas burguesas utilizaban este tren hoy en día cualquiera puede viajar en él.

Aunque el billete no es barato merece mucho la pena  y es que en este caso el dinero, al final, es lo de menos.

OPCIONES FLECHA ROJA

 

En un principio, al organizar el viaje en este tren me surgieron numerosas dudas en cuanto a qué tipo de compartimento elegir. Para que esto no te ocurra a ti te voy a explicar las opciones que tienes para que te resulte más sencillo decidirte.

En el tren Flecha Roja existen tres tipo de cabinas o compartimentos:

 

  • Cabina Lux,  es la cabina de lujo y tiene capacidad para dos personas. Dispone de  baño dentro del compartimento y es la más cara pero también la que más comodidades tiene.

 

  • Cabina 1 Clase SV. También para dos personas, y a diferencia de la anterior esta no tiene baño en la habitación.  Si viajas en pareja es la mejor opción. De hecho es la que elegimos nosotros en nuestro viaje. Y aunque el baño está fuera del compartimento no es nada incómodo, algo que personalmente me preocupaba bastante.

 

  • Cabina 2 clase Kupe. Estas son cabinas para cuatro personas. Viene ideal si sois cuatro o si viajas con niños. No tiene baño dentro pero los sofás se hacen cama y además cuenta con dos literas en la parte superior, de manera que está muy bien aprovechado sin perder comodidad, que es de lo que se trata.

 

El Flecha Roja sale todas las noches tanto de Moscú como de San Petersburgo a las 23:55 h de la noche y llega a la estación de destino a las 07:55 h del día siguiente. Son en total 8 horas de viaje.

Si decides comenzar en San Petersburgo, te diré que la estación desde donde sale el tren se llama Moskovsky. Está situada en la Avenida Nevsky Prospet junto a una gran rotonda y dentro de la misma hay también una estación de metro del mismo nombre.

Aquí las medidas de seguridad son extremas, tanto para entrar a la estación como para acceder a los andenes.

Nosotros elegimos salir desde San Petersburgo porque nos hacía más ilusión ver en último lugar Moscú. Fuimos con mucho tiempo a la estación para poder encontrar con facilidad tanto el andén como el vagón de nuestro tren. Y es lo mejor que hicimos porque realmente, aunque hay paneles informativos con las salidas y llegadas de trenes, nadie habla inglés, ni siquiera en la oficina de información y es toda una odisea poder descifrar dónde va a estar tu tren. Así que mi consejo es que vayas con la suficiente antelación.

Si por el contrario decides subirte en el Flecha Roja en Moscú, la estación de tren se llama Leningradsky.

Raúl tumbado en nuestro compartimento

Una vez localizado nuestro vagón subimos al tren. Antes de acomodarnos entregamos nuestros billetes a la azafata que estaba justo en la entrada. Aquí te aconsejo que cuando compres el viaje en el Flecha Roja pongas como documento para identificarte tu pasaporte. Es más recomendable que usar el DNI, ya que el pasaporte es un documento mucho más universal.

El azafato o azafata de tu vagón comprobará que todos los datos son correctos y te acompañará hasta tu compartimento.  Tras el comienzo del viaje llamará a la puerta y te preguntará qué es lo que deseas para desayunar.

Si ya antes de vivir esta experiencia había oído hablar de la antipatía del personal del Flecha Roja, ahora puedo decir que es cierto. El recibimiento que nos dio la azafata cuando llegamos a las puertas de nuestro vagón no pudo ser más seco y serio, pero también es cierto que los rusos no se caracterizan precisamente por ser muy amables que digamos. Echemos  la culpa al carácter eslavo…jaja.

Bromas aparte, poder viajar en este histórico tren ha sido un privilegio. Desde que descubrí que existía he tenido la ilusión de viajar en él y por fin lo he conseguido. Además si lo piensas bien es como si estuvieras pasando la noche en un hotel, pero con la ventaja de que al despertarte habrás recorrido buena parte del país y habrás llegado a tu siguiente destino. Es genial verdad?

 

CÓMO RESERVAR EL TREN “FLECHA ROJA”

 

Para comprar los billetes del tren Flecha Roja simplemente tienes que dirigirte a la  web oficial y registrarte con tus datos personales (no olvides poner tu número de pasaporte) y elegir la opción que más te convenga. Recuerda que tienes 3 opciones diferentes. Deberás elegir la más adecuada a tus necesidades.

Si quieres un compartimento para dos personas con baño exterior deberás decantarte por la opción 1cl sleeping compl. Y ojo!! debes estar atent@ ya que la venta de esta categoría suele acabarse con mucha facilidad. Nosotros lo compramos con casi 3 meses de antelación y el precio fueron 6155 rublos ( 77 € al cambio – mayo 2018). Ten en cuenta este detalle.

Azafata Flecha Roja

 

Una vez hecha la compra ya sólo te queda disfrutar de este maravilloso viaje!!!! ¿Te animas? Ya verás cómo se convierte en una de las mejores experiencias de tu vida.

 

2 thoughts on “TREN FLECHA ROJA. UN VIAJE AL PASADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *