GUÍA PARA VISITAR EL MONT SAINT MICHEL

Debo empezar diciendo que soy una enamorada de Francia. Para mí es muy especial este país y siempre que lo visito me encuentro muy a gusto. Me gustan su idioma, sus ciudades, sus costumbres, su gente…podría vivir perfectamente en el país vecino y sería una más.

Cuando hablamos de Francia inevitablemente nuestra mente viaja a París. Y no es para menos, la ciudad de la luz se merece toda nuestra atención, ya que es una auténtica maravilla….un imprescindible para todos aquellos que amamos viajar.

Sin embargo, hay un lugar situado entre las regiones de Normandía y Bretaña que parece estar sacado de un cuento. Hablamos del Mont Saint Michel.

Recuerdo haber querido conocerlo siempre. Es de estos lugares que deseas ver con todas tus fuerzas y que cuando por fin los conoces….cumples un sueño. Eso fue precisamente lo que me sucedió a mi cuando estuve delante de esta maravilla.

En esta guía para visitar el Mont Saint Michel te voy a explicar todo lo que tienes que hacer para preparar tu viaje a este fantástico lugar.

 

HISTORIA 

 

La historia del Mont Saint Michel comienza en el año 708 con Aubert, obispo de Avranches.  Tras haber tenido tres sueños repetitivos en los que se le apareció el Arcángel San Miguel, mandó construir un santuario en su honor encima del Monte Tombe.

Como consecuencia de este hecho, rápidamente el monte se convirtió en un importante  lugar de peregrinación y más tarde, en el siglo X, los monjes benedictinos se instalaron en ese santuario convertido posteriormente en abadía. Esto hizo que en torno a ella empezara a desarrollarse un pequeño pueblo.

Pasarela de acceso al Mont Saint Michel

Más tarde, en el siglo XI se edificó la iglesia abacial y a posteriori, en el siglo XIV, con la Guerra de los Cien Años, se fortificó la abadía para protegerla de cualquier ataque. De hecho resistió un sitio por parte de los ingleses, lo que hizo que se convirtiera en todo un símbolo del país.

Pero no todo los tiempos fueron buenos para Saint Michel. Durante la Revolución Francesa se llegó a convertir en prisión y mantuvo ese estatus hasta el año 1863. Tras este periodo un poco «decadente» del Monte, en el año 1874 fue declarado Monumento Histórico. Fue restaurado, volvió a recuperar la importancia que tuvo anteriormente y a principios del siglo XX  los monjes volvieron a instalarse en la abadía.

En el año 1979 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

CÓMO LLEGAR

 

La mejor manera de llegar al Mont Saint Michel es a través de Rennes. La capital de la Bretaña francesa está conectada con Madrid con vuelo directo a través de Iberia Express. Una vez en esta ciudad lo más fácil es alquilar un coche en el propio aeropuerto y poner rumbo al Monte. Ambos puntos están separados por 1 hora más o menos de trayecto.

Antes de entrar en lo que es el recinto del Mont Saint Michel hay una gran parking que ofrece varias opciones de pago según el  tiempo de estacionamiento que se elija:

  • Si usas el aparcamiento menos de 2 h 30  el precio es 6,50 € 
  • Estacionando todo un día completo pagarás 12 € 
  • Si dejas tu vehículo a partir de las 19 h y lo retiras antes de las 11 h del día siguiente deberás abonar 4,40 €.

Yo te recomiendo la segunda opción ya que es la más flexible. Pero igualmente puede ser interesante la última si lo que deseas es hacer la visita por la noche. Aquí eliges tú.

Junto al parking hay una pequeña terminal de autobuses lanzadera gratuitos que te llevan directamente a la puerta del Monte. Estos «mini autobuses» funcionan todo el año en horario de 8 a 1 h.

 

VISITA

 

Tu visita comienza tras atravesar las murallas que guardan la Porte Bavole. Te dan la bienvenida las oficinas de turismo y la central de correos del Monte. En este punto empiezas a recorrer la única calle que existe en todo el pueblo. Saint Michel es tan pequeño que sus habitantes no llegan ni a la centena y la mayoría son monjes y monjas.

25488090_10214415565081929_8269550549457283066_o.jpg
Oficina de correos de Le Mont Saint Michel

Al final de la calle principal te vas a encontrar con una pequeña iglesia. Construida entre los siglos XI y XVII. Lo más destacable de su interior es una estatua de de plata de San Miguel.

Al lado de esta iglesia hay una escalera, es la llamada escalera del Grand Degré que conduce a los torreones desde los que podrás ver las playas que rodean el monte. Y si subes un poco más llegarás a las puertas de la Abadía. 

25440050_10214415563681894_5417854484271194599_o.jpg
Vistas desde los torreones

Has llegado a la famosa Abadía del Monte Saint Michel. No te puedes perder esta maravilla.

PRECIO Y HORARIOS

Del 2 enero al 30 de abril (9:30 a  18:00 h)

Desde 2 mayo al 31 agosto (9:00 a 19:00 h)

Del 1 de septiembre al 31 diciembre (09:30h a 18:00h). Últimas admisiones 1 hora antes del cierre.

Cerrado: 1 enero, 1 mayo y 25 diciembre

Precio: 10 €  + 2 € (audio-guía) (precios octubre 2017)

 

Te aconsejo visitar la Abadía haciendo uso de la audio-guía, por un par de euros puedes tener una información extra que complementará tu visita.

Tras subir unos cuantos peldaños accederás a una gran terraza desde la cual podrás ver incluso la pasarela de acceso al Monte (por la que circulan las lanzaderas gratuitas). Esta terraza está comunicada con unas veinte salas, un comedor y el precioso claustro. Gracias a la audio-guía sabrás el uso que se le daba a cada una de ellas.

 

MAREAS

 

Por otro lado, no olvides que la bahía del Mont Saint Michel ofrece el mayor espectáculo de mareas de Europa.  Cuando la marea está baja, el mar se encuentra a unos 15 km de la costa pero cuando sube todo el monte se ve rodeado de agua. Gracias a la pasarela actual es posible acceder al monte durante todos los días del año. Sin embargo, hay  ocasiones donde las mareas son excesivamente altas y no se puede caminar por dicha pasarela.

Debes tener en cuenta que para poder ver bien las mareas altas se recomienda estar unas 2 horas antes de la llegada de las mismas.

Para que puedas planificar bien los diferentes horarios de este fenómeno puedes consultar la web oficial del Mont Saint Michel.

 

DÓNDE ALOJARSE

 

Alojarse dentro de Saint Michel es bastante caro, digamos que es para bolsillos generosos. Como alternativa puedes hacerlo en los hoteles que hay construidos a lo largo del paseo. Pero el problema es que suelen ser alojamientos muy funcionales y con poco encanto.

Así que te voy a dar una opción diferente. ¿Qué te parece alojarte a unos 8 kms y tener estas vistas?

25439991_10214415561921850_8170431989067015470_o.jpg
Mont Saint Michel desde Les Valtières du Mont Saint Michel

Esta imagen es la que teníamos desde nuestra habitación en Les Valtières du Mont Saint Michel. Sin duda fue una gran elección en todos los sentidos. El alojamiento pertenece a las llamadas Chambre d´hôtes, una especie de casas rurales típicas de Francia regentadas por familias locales. Se trata de alojamientos tradicionales, muy cuidados y a muy buen precio. Te lo recomiendo totalmente.

¿Te animas a visitar Le Mont Saint Michel? Volverás encantad@. Es un lugar mágico, misterioso y fascinante.

6 thoughts on “GUÍA PARA VISITAR EL MONT SAINT MICHEL

  1. El Mont Sant Michel es una preciosidad!! He estado dos veces y me encantó! La segunda hace apenas un año, pero la primera… hace ya 14 años! Aunque reconozco que hicimos ida y vuelta en el día, no nos quedamos a dormir…

    1. Siiiii la verdad es que Saint Michel es un lugar tan mágico que con una vez no basta. Nosotros pasamos tres noches justo al lado del Monte!!☺️☺️☺️

    1. Muchísimas gracias Javi!!! Me queda mucho por ver aún…jajaja..Me alegra mucho que te guste el blog!!!!;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!