Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

QUÉ VER EN ODAIBA. LA ISLA ARTIFICIAL DE TOKIO

La isla de Odaiba

Odaiba, situada en la bahía de Tokio es una isla artificial cuya visita es imprescindible si te encuentras en la capital de Japón. Construida en el año 1851 para ser una fortaleza defensiva de la ciudad, Odaiba se desarrolló y expandió a finales del siglo XX. A día de hoy, la isla es un área comercial, de entretenimiento y también residencial. De hecho hay muchos japoneses que para ir a trabajar diariamente recorren el trayecto que separa Tokio de Odaiba.

 

QUÉ VER

 

La isla de Odaiba ofrece a todo aquel que la visita muchísimas opciones de diversión. Nosotros durante nuestra estancia en ella pudimos disfrutar de las siguientes.

 

LA ESTATUA DE LA LIBERTAD

 

No, no estamos en Nueva York aunque pueda parecerlo. Seguimos frente a la bahía de Tokio y el famoso Rainbow Bridge. La Estatua de la Libertad de Odaiba se encuentra a los pies del centro comercial Aqua City, a pocos pasos de la estación de Daiba. El mejor momento para visitarla sin duda es el atardecer, cuando el cielo nos regala unos colores mágicos.

Estatua de la Libertad en la isla de Odaiba

Para acceder a la estatua hay que bajar a la plataforma que sujeta el Centro comercial Aqua City y una vez allí dirigirse a una especie de pasarela. Sobre ella se encuentra la estatua.

Estatua de la Libertad. Al fondo el Rainbow Bridge

CENTRO COMERCIAL AQUA CITY

 

El centro comercial Aqua City es uno de los muchos con los que cuenta la isla artificial de Odaiba.  Está situado casi en frente de la estación de tren de Daiba y al lado del parque principal de la isla. Aunque casi todas las tiendas y restaurantes de este centro comercial tienen precios prohibitivos en la primera planta encontramos un lugar bastante asequible. En la terraza del mismo estuvimos comiendo con unas vistas increíbles de la Estatua de la Libertad, la bahía de Tokio y la playa artificial.

Centro comercial Aquacity Odaiba

SEDE DE LA FUJI TV

 

Este edificio futurista llamará tu atención inmediatamente. Y es que su diseño, obra del arquitecto japonés Tange Kenzo, es bastante original. El edificio está formado por 25 plantas y está construido para que pueda soportar terremotos.

Aquí es donde se encuentra la sede de la Fuji TV, inaugurada en el año 1997. Se puede visitar de forma gratuita y en su interior hay varias tiendas también. Pero si se desea subir al mirador del edificio hay que pagar. Nosotros al final no subimos.

Sede de la Fuji TV

DIVERCITY

 

Detrás del edificio de la Fuji TV se localiza el centro comercial Divercity. La plaza exterior siempre está llena de gente. La razón es que allí mismo se encuentra el espectacular Gundam de Odaiba, una estatua enorme de un robot con una altura de 19,7 metros. Es gigante y se va iluminando poco a poco según va anocheciendo.

El Gundam ofrece un espectáculo de luz y sonido a unas horas determinadas, que suelen variar entre las 17:30 y las 21 h. Nos encantó.

Robot Gundam en Divercity

ODAIBA MARINE PARK

 

La mejor manera de terminar la visita a Odaiba es disfrutando de los increíbles atardeceres que nos regala la isla. Y para ello tenemos el Odaiba Marine Park, donde se sitúa la playa artificial de Tokio (el baño no está permitido). Desde este lugar la panorámica de la bahía de Tokio es perfecta.

Atardecer en Odaiba
Atardecer en la isla de Odaiba

CÓMO LLEGAR

 

La forma más sencilla de llegar a Odaiba es cruzando el puente Rainbow Bridge. Para ello tendrás que dirigirte primero a la estación de Shimbashi. Por ella circula la línea Yurikamone (línea privada) que une Tokio con Toyosu. A lo largo de todo el trayecto el monorail realiza varias paradas en la isla de Odaiba. Mi consejo es que te bajes en la estación de Daiba. Es la que está justo al lado de la réplica de la Estatua de la Libertad y el centro comercial Aqua City.

Plano de metro. Estación Shimbashi
Línea Yurikamome

El tren que realiza el recorrido atravesando el puente es un tren sin conductor, automatizado y con grandes cristaleras. Así que lo mejor es que intentes situarte en el primer vagón para tener unas vistas inmejorables de toda la bahía. El precio de un billete individual de la línea Yurikamome cuesta 320 yenes (2,4 € – noviembre 2018). Nosotros compramos ida y vuelta (640 yenes) por comodidad. Desde Shimbashi se tarda aproximadamente unos 15 minutos en llegar a Odaiba.

Estación de Daiba, Isla de Odaiba

 

Si estás en Tokio no pierdas la oportunidad de visitar Odaiba. Merece mucho la pena y además como está tan cerca del centro puedes ir a pasar el día a la isla y regresar por la noche a la ciudad.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *