QUÉ VER EN FEZ. LA ESENCIA DE MARRUECOS

De todas las ciudades marroquíes que conozco me atrevería a decir que Fez es la más auténtica. Su enorme medina atrapa y enamora a partes iguales. Sus calles son artesanía pura. Sus murallas, mezquitas y plazas te trasladan a otra época. Y es que Fez es el corazón y la  verdadera esencia de Marruecos.

medina de Fez
Medina de Fez

Fez pertenece al conjunto de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos (Marrakech, Fez, Meknes y Rabat) siendo la más monumental de todas ellas. Su laberíntica medina está declarada Patrimonio de la Humanidad y no es para menos. Sus dimensiones la convierten en la más grande del mundo gracias a sus miles de calles y callejuelas, resultando prácticamente imposible orientarse dentro de ella. Pero no te preocupes todos los caminos llevan, en este caso a la bonita puerta Bab Bou Jeloud (puerta azul).

Medina de Fez
Un rincón cualquiera de la medina de Fez

QUÉ VER

Si estás planeando una escapada a Fez necesitarás, al menos, 2 días para visitarla con tranquilidad. La medina concentra en su interior la mayor parte de los lugares de interés pero no puedes marcharte de la ciudad sin conocer el barrio de El-Jedid y las murallas que la rodean.

BAB BOU JEOLUD (PUERTA AZUL)

 

Comenzamos nuestro recorrido por Fez en Bab Bou Jeolud. La llamada «puerta azul» da acceso directo a la medina de la ciudad. Decorada con azulejos azules en su parte delantera y verdes (el color del Islam) en la trasera, Bab Bou Jeolud está formada por varios arcos simétricos debidamente ornamentados.

puerta azul Fez
Bab Bou Jeolud

Cuando pases por debajo de la puerta y cruces al otro lado te encontrarás ya en el corazón de la medina de Fez. A partir de aquí el espacio se bifurca en dos calles, Tala el-Kbira y Tala Sghira. La primera de ellas es de mayor longitud y conseguir llegar hasta el final es toda una proeza. La segunda es más corta pero igualmente laberíntica.

Detalle de Bab Bou Jeloud
Cartel indicativo Tala el-Kebira

Nosotros lo que hicimos para orientarnos dentro de la medina fue tomar como referencia esta puerta. Si en un momento determinado no sabíamos dónde estábamos lo que hacíamos era buscar el cartel indicativo de Bab Bou Jeolud. Así, de esta manera, era más sencillo volver al punto de partida.

medina de Fez
Cartel indicativo dentro de la medina de Fez

MADRASA BOU INANIA

 

A unos 150 metros más o menos de Bab Bou Jeloud tenemos la Madrasa Bou Inania, en Tala el-Kebira.

Puerta principal de la Madrasa Bou Inania

Data del siglo XIV y se trata de la escuela de estudios coránicos más importante de la ciudad. Lleva el nombre del sultán que la mandó construir y su interior es realmente espectacular. Cuenta con un amplio patio decorado con mármoles en torno al cual se distribuyen las diferentes estancias o habitaciones de los alumnos y una pequeña mezquita.

Madrasa Bou Inania
Interior Madrasa Bou Inania
Mezquita de la Madrasa Bou Inania

A mi personalmente me pareció preciosa. El nivel del detalle de la piedra y la madera es impresionante.

PRECIO Y HORARIOS

La entrada a la Madrasa Bou Inania cuesta 20 dirhams (2 € – mayo 2019) y se puede visitar todos los días de 8:30 a 18 h. Los viernes se cierra por ser día de oración.

PLAZA NEJJARINE

 

Seguimos recorriendo Tala el-Kebira y llegamos a uno de los lugares más emblemáticos de Fez. Estamos en la Plaza Nejjarine.

Plaza Nejjarine, Fez
Plaza Nejjarine

Antiguamente esta plaza acogía un caravasar (especie de almacén donde los comerciantes paraban para descansar y hacer noche) y estaba centrada fundamentalmente en los trabajos de carpintería y ebanistería.  Hoy en día el espacio del caravasar Nejjarine lo ocupa el Museo de Artes y Oficios, el cual es posible visitar.

Por otro lado, en un lateral de la plaza encontramos la fuente más antigua de todo Fez.

Fuente de la Plaza Nejjarine

MAUSOLEO DE MULAY IDRISS

 

Para ponerte en situación te diré que Mulay Idriss fue el fundador de la ciudad de Fez. Considerado descendiente directo del profeta Mahoma tuvo la habilidad de convertir al Islam a los bereberes que habitaban la zona del actual reino alaouita instaurando posteriormente la primera dinastía imperial: los Idrisidas.

Mausoleo de Mulay Idriss

En medio del laberíntico zoco de calles y callejones de la medina de Fez encontramos este increíble mausoleo. No está permitido el acceso a los no musulmanes. Sin embargo sí es posible asomarse y hacer alguna foto del interior. Siempre con discreción y preguntando antes.

 

MADRASA ATTARINE

 

A poca distancia del Mausoleo de Mulay Idriss se sitúa la Madrasa Attarine. Tiene el privilegio de ser la madrasa más antigua de Fez y fue construida en el año 1323. De tamaño más reducido que la de Bou Inania, su interior no te dejará indiferente, ya que es una auténtica obra de arte.

Madrasa Attarine
Madrasa Attarine
Detalle de la piedra tallada, Madrasa Attarine

El patio está presidido por una pila de agua y a su alrededor hay varias columnas unidas mediante arcos que inevitablemente nos recuerdan a la Alhambra.

Patio Madrasa Attarine

PRECIO Y HORARIOS

Para acceder a la Madrasa Attarine hay que pagar 20 dirhams (2 € – mayo 2019). Se puede visitar de 9 a 17 h.

 

UNIVERSIDAD AL-QUARAWIYYIN

 

Justo al lado de la Madrasa Attarine está la Universidad Al-Quarawiyyin. Fundada en el siglo X es la universidad más antigua del mundo. El edificio está formado por 16 naves y 270 columnas y acoge en su interior una mezquita.

Universidad Al-Quarawiyyin, Fez
Patio interior de la Universidad Al-Quarawiyyin

No está permitido el acceso a los no musulmanes. Así que, de nuevo, tendrás que conformarte con observarla desde el exterior.

Universidad Al-Quarawiyyin

MEZQUITA SIDI AHMED TIJANI

 

A poca distancia de la Universidad, escondida en un pequeño callejón, encontramos la Mezquita Sidi Ahmed Tijani. En su interior se halla el Mausoleo del santo argelino Sidi Ahmed Tijani quien adoctrinó durante varios años en todo el Magreb.

El acceso, tanto al interior de la Mezquita como al Mausoleo está prohibido para los no musulmanes.

Mausoleo Sidi Ahmed Tijani

PLAZA SEFFARINE

 

En torno a esta bonita plaza se localiza el zoco del cobre. El inconfundible sonido del metal te guiará hasta este rincón de la medina. Calderos, cazos, adornos…aquí los artesanos trabajan sin descanso dando forma a diversos tipos de materiales metálicos.

Cartel indicativo de la Plaza Seffarine
Plaza Seffarine de Fez
Plaza Seffarine

Los alrededores de Seffarine se fusionan con la propia plaza. De manera que no es difícil encontrar numerosos puestos con todo tipo de artilugios hechos de metal.

Puesto de bandejas de metal junto a la Plaza Seffarine

CURTIDERÍAS CHOUARA

 

Llegamos a uno de los lugares más auténticos de la medina de Fez. Estamos en el zoco de los curtidores de Chouara. En este pintoresco zoco se sigue trabajando la piel tal y como se hacía desde la Edad Media. Aunque las condiciones de salubridad se cuestionan se trata de un trabajo totalmente artesanal, siendo por tanto seña de identidad de la ciudad.

Curtiduría de Chouara
Curtiderías de Chouara

Para comenzar, los hombres limpian las pieles para eliminar cualquier residuo de pelo. Luego las van colocando en diferentes cubetas para primero desinfectarlas y luego teñirlas. Es increíble observar todo el proceso de tratamiento de la piel. Todo se hace de forma manual.

Cubetas donde se deposita la piel para limpiarla
Tiñiendo la piel
Curtiderías de Chouara
Cubetas donde se tiñe la piel

Mi consejo es que vayas temprano a Chouara ya que por las mañanas es cuando más actividad hay en la curtidería. Lo ideal es subir a alguna terraza y ver desde arriba todo el zoco. Nosotros lo que hicimos fue entrar en una tienda, de las muchas que hay, y preguntamos si podíamos subir a la azotea para ver cómo trabajaban la piel. No nos pusieron ningún impedimento. Incluso nos dieron una ramita de menta para sobrellevar el olor. Y debo decir que fue bastante soportable a pesar de hacer bastante calor.

Pieles puestas a secar

Estuvimos un buen rato en la terraza y luego nos marchamos. El dueño de la tienda nos enseñó amablemente todo su local pero no nos vimos obligados a comprar. Fue muy educado y correcto. Una experiencia diez.

 

PLAZA R´CIF

 

Esta plaza es el único lugar de la medina al que se puede acceder en vehículo. R´cif es un espacio amplio y abierto que comunica casi directamente con la bonita plaza Seffarine.

Plaza R´cif, Fez
Puerta de entrada a la Plaza R´cif

La explanada que ocupa la plaza está destinada a la venta ambulante por eso no es difícil ver numerosos puestos con miles de artículos.

Puestos ambulantes 
Puestos ambulantes 
Explanada de la Plaza del R´cif

También es la mejor opción para comenzar tu visita al llamado barrio andalusí, ya que está situado a poca distancia de esta plaza.

Puerta de salida de la Plaza R´cif

BARRIO ANDALUSÍ

 

Desde la animada Plaza R´cif o las concurridas curtidurías de Chouara es posible llegar a una de las zonas menos turísticas de Fez. Hablamos del barrio andalusí, llamado así por ser el lugar donde se asentaron los los habitantes de Al-Andalus tras su expulsión de la Península Ibérica.

Barrio andalusí, Fez
Rincones del barrio andalusí de Fez
Mercado del barrio andalusí

Nosotros pudimos recorrer buena parte de este barrio. Visitamos, sólo por fuera, su fantástica mezquita, el mercado principal, una madrasa y terminamos en un mirador que nos regaló las mejores vistas de los tejados de la medina.

Mezquita del barrio andalusí
Puesto de especias

Nos encantó la tranquilidad del barrio andalusí. Fue como estar en otra ciudad diferente, menos caótica que la propia Fez. Sin duda, totalmente recomendable.

Medina de Fez desde un mirador del barrio andalusí

BARRIO EL-JEDID

 

La medina de Fez y el barrio andalusí están comprendidos dentro de lo que se conoce con el nombre de Fez El-Bali. Sin embargo, más allá de la ciudadela de la medina hay otra zona un poco diferente a esta. Es la llamada Fez El-Jedid, que podríamos traducir como «Fez la nueva».

Una calle cualquiera de Fez- El Jedid

Fez El-Jedid está dividido principalmente en dos barrios: el barrio del Palacio Real y el mellah (barrio judío).

PALACIO REAL

Nuestra visita a Fez El-Jedid comenzó por el Palacio Real. Este bonito edificio data del siglo XIV pero lo que vemos hoy en día es fruto de diversas remodelaciones y cambios.

Fachada del Palacio Real de Fez
Palacio Real de Fez

No es posible acceder a su interior, ya que a día de hoy se sigue utilizando. Pero sus fotogénicas puertas harán que no te quieras marchar de allí sin una bonita foto.

Las bonitas puertas del Palacio Real de Fez
Explanada del Palacio Real de Fez
MELLAH

Justo al lado del Palacio Real de Fez se encuentra el mellah, el barrio judío de la ciudad. Lo reconocerás fácilmente por la arquitectura de las casas. Todas ellas provistas de galerías o balcones de madera, normalmente de cedro, adornadas con herrajes. Este tipo de ornamentación se utilizaba con el fin de identificar los edificios donde vivían judíos.

Balcones de madera del Mellah

El mellah es el primer barrio judío de Marruecos. Data del siglo XIV y llegó a tener una población de casi 250.000 habitantes. Todos ellos estaban al servicio del sultán quien, a cambio, les garantizaba protección.

Una calle del mellah

La Rue des Mérinides es la avenida principal de este barrio. Y lo mejor es recorrerla para darse cuenta de la fuerte identidad del mellah.

Detalle de un balcón característico del mellah

Si decides adentrarte en el mellah no puedes marcharte de allí sin visitar la Sinagoga Ibn Danan y el cementerio israelita. La sinagoga está localizada en un pequeño callejón de la avenida principal del mellah y visitarla no te costará más de 20 dirhams (2 € – mayo 2019). Su interior es sencillo pero conserva una gran Torá y un mikve (baño) situado en el sótano. Una chica muy amable nos hizo de guía improvisada y nos estuvo contando un poco la historia del edificio.

Entrada a la sinagoga
Interior de la Sinagoga Ibn Danan
Interior de la sinagoga visto desde la planta superior

En cuanto al cementerio israelita, llamado Gomlé Hassadim, se sitúa a pocos pasos del Palacio Real. Para entrar en él hay que abonar 10 dirhams ( 1 € – mayo 2019).

Cementerio israelita de Fez

En su interior se conservan varias tumbas de judíos sefardíes de la Península Ibérica.

Varias tumbas del cementerio
Interior del cementerio israelita

Pero la más relevante sin duda, es la tumba de Solica. Una niña judía que fue degollada por no querer convertirse al Islam. La tumba de esta niña mártir es fácilmente reconocible gracias a sus tonos azules y sus inscripciones.

Cementerio de Fez
Inscripción en la tumba de Solica
Tumba de Solica

BORJ NORD Y BORJ SUD

 

Al hablar del Borj Nord y del Borj Sud nos referimos a las ciudadelas que bordean Fez. Ambas fortificaciones tenían la misión de proteger y defender la ciudad de posibles ataques externos. En el Borj Nord es posible visitar el Museo de armas, abierto de 8:30 a 18 h y las antiguas tumbas de los reyes benimerines (s. XIV). Y en el Borj Sud hay varias salas donde se muestras algunas exposiciones y un par de miradores.

Vista panorámica de Fez desde el Borj Sud

Nosotros decidimos visitar el Borj Sud. Las vistas son muy similares desde ambas ciudadelas y  la ventaja es que el Borj Sud suele tener menos afluencia de visitantes. Fuimos a primera hora de la mañana y pudimos disfrutar de una increíble panorámica de Fez. La guinda perfecta a nuestro paso por la ciudad.

Fez desde el Borj Sud

Fez es la esencia de Marruecos. Una ciudad que te cautivará desde el primer momento. ¿Te atreves a conocerla?

Atardecer en la medina de Fez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!