Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

EL MAR MUERTO, UN IMPRESCINDIBLE DE ISRAEL

Mar Muerto, Israel

Bañarse en el Mar Muerto es una gran experiencia. Si visitas Israel no puedes perder la oportunidad de “probar” las aguas más saladas del mundo!!!

El Mar Muerto es un lago de sal situado a 400 metros bajo el nivel del mar. Localizado en el Valle del Jordán es de una belleza increíble. De hecho la primera vez que lo veas quedará guardada para siempre en tu retina.

A las aguas de este mar se le atribuyen propiedades curativas y medicinales. Hecho que ha provocado la proliferación en la zona de diversos balnearios y complejos hoteleros que se benefician de las cualidades antes descritas. Es el caso de Ein Bokek, una localidad costera situada a los pies del mismísimo Mar Muerto y que es la culpable de que todos los años cientos de turistas decidan alojarse junto al mar más peculiar de la tierra.

Playa de Ein Bokek, Mar Muerto

Así que si decides visitar Ein Bokek podrás disfrutar de las mejores playas de la zona, muchas de ellas de acceso gratuito y bastante tranquilas. Además tienen la particularidad de estar situadas junto a las lagunas de evaporación del Mar Muerto, que se mantienen llenas durante todo el año, por tanto la orilla nunca retrocede y siempre se mantiene al mismo nivel de agua.

En nuestra ruta por Israel de 10 días incluimos la visita a Ein Bokek. Queríamos sentir la sensación de flotar en agua salada y por supuesto queríamos ver ese mar con el que tantas veces habíamos soñado. Para ello decidimos hacer noche junto a las ruinas de Masada. Esto nos permitió tener mucho más cerca el Mar Muerto y acceder fácilmente a Ein Bokek.

Flotando en el Mar Muerto

CÓMO LLEGAR

 

Para llegar a la localidad costera de Ein Bokek desde Masada (Centro de Visitantes) debes subirte en los autobuses 384, 444 y 486 pertenecientes a la compañía Edge. El billete se puede comprar directamente al conductor y su precio ronda los 16 shequels (4 € – marzo 2018). 

En poco más de 10 minutos de trayecto habrás llegado al paseo marítimo de Ein Bokek. Ahora ya sólo tienes que bañarte en el mar más salado del mundo!!!!

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *