GUÍA PRÁCTICA PARA VISITAR CARCASSONNE

Carcassonne

Carcassonne, la Cité Médiévale del sur de Francia, merece ser visitada por lo menos una vez en la vida.

A unos 80 kilómetros de Toulouse encontramos este lugar de ensueño. En lo alto de una colina, rodeada de murallas, torres  y otras fortificaciones, Carcassonne nos da la bienvenida. Es como volver al pasado, como regresar a la Edad Media.  ¿La descubrimos juntos?

 

CÓMO LLEGAR

 

Dada la proximidad de Carcassonne a Toulouse resulta muy sencillo visitarla desde esta ciudad. Aunque lo más cómodo sería ir en coche también existe la posibilidad de llegar hasta la Cité Médiévale en tren.

Desde la estación de trenes Matabiau de Toulouse salen varios trenes todos los días con destino Carcassonne. Lo interesante es elegir un tren con un horario madrugador para llegar temprano y aprovechar lo máximo tu estancia.

Simplemente debes dirigirte a la ventanilla de venta directa de billetes en la estación de trenes Toulouse Matabiau. Allí mismo te atenderán y te ayudarán a elegir la mejor combinación de ida y vuelta. Nosotros lo hicimos así y todo fue perfecto.

Elegimos un TGV, tren de alta velocidad, y en poco más de 40 minutos ya estábamos en Carcassonne. Pagamos 16,50 € (octubre 2018) por persona y trayecto. No es barato pero compensa por la rapidez y la comodidad con que se viaja.

En la web oficial de trenes de Francia tienes información ampliada sobre horarios y rutas.

Una vez en Carcassonne es muy sencillo llegar hasta la ciudad vieja. Existen navettes (autobuses) que recorren el trayecto que hay desde la estación hasta la Cité Médiévale pero igualmente puedes ir caminando. Son unos 20 minutos casi en línea recta.

 

QUÉ VER

 

PORTE D’AUDE

 

Aunque lo más habitual es acceder a Carcassonne a través de la Porte Nabonnaise creo que puede sorprenderte mucho más la ciudad medieval si entras por la Porte d’Aude.

Si has elegido la opción de llegar caminando desde la ciudad baja, donde se encuentra la estación de trenes, seguramente tus pasos te lleven hasta esta entrada. En este punto te va a recibir la típica barbacana medieval, es decir, una rampa adosada a la muralla por la que accederás directamente a la Cité.

Cuando termines de subir esta rampa ya estarás frente a una de las entradas a Carcassonne. Bienvennid@!!

 

CASTILLO CONDAL

 

El Castillo de la Cité Médiévale también conocido con el nombre de Palatium es una edificación totalmente defensiva. Está ubicado dentro de lo que es toda la ciudadela y la puerta de entrada se encuentra sobre un foso.

Destacan sobre todo las torres de vigilancia que rodean toda la construcción y que en el pasado tenían la labor de controlar el acceso de cualquier intruso al castillo.

Mi consejo personal es que entres al castillo y lo visites. Por sólo 9 € (octubre 2018) puedes recorrer todo su interior, incluidas las torres y buena parte de las murallas de la ciudadela. Merece mucho la pena. Ya lo verás.

Castillo Condal, torre defensiva

BASÍLICA SAINT-NAZAIRE

 

Dentro de la Ciudadela de Carcassonne encontramos la preciosa Basílica de Saint-Nazaire. Construida entre los siglos XI y XIV es una mezcla de románico y gótico. El templo ostentó el título de catedral hasta el año 1801.

Lo que más llamará tu atención, sin duda, son las increíbles vidrieras de su interior, distribuidas en seis capillas donde se representan escenas de la vida de Cristo y sus apóstoles.

PRECIO Y HORARIOS

La entrada a la Basílica es gratuita. El horario para visitarla es el siguiente:

  • Lunes a sábado de 08:00-20:00.
  • Domingos de 08:00-10:30 y de 12:30-20:00
Basílica de Saint Nazaire desde el interior del Castillo Condal
Interior Basílica de Saint Nazaire

PORTE NARBONNAISE

 

Estás ante el acceso principal a Carcassonne. Flanqueada por dos torres gemelas sobre un foso con puente levadizo encontramos la llamada Porte Narbonnaise. A la entrada de la misma, la Dama Carcas te da la bienvenida!!! Pero ¿quién es la Dama Carcas?

Según la leyenda, en el siglo VIII Carlomagno llegó a las puertas de esta ciudad amurallada controlada en ese momento por los sarracenos. En uno de los ataques, su rey llamado Ballack falleció, tomando las riendas de la ciudad su mujer, la Dama Carcas.

Durante 5 años, la Dama Carcas consiguió mantener alejado al enemigo pero la realidad era que la población se moría de hambre y sed. Y ya no podían aguantar más tiempo en esa situación. Pero entonces se le ocurrió la idea de cebar a un cerdo con la poca cebada que les quedaba. Lanzó el cerdo desde la muralla, el animal reventó y todo el cereal que llevaba dentro quedó esparcido por el suelo.

El mensaje era que la ciudad tenía tanto para comer que hasta cebaban a sus cerdos. Esta circunstancia propició la retirada de Carlomagno. Sin embargo la Dama Carcas quería firmar la paz con él y lo llamó. Para ello repicaron campanas…. y se cuenta que alguien gritó «Carcas sonne» (Carcas llama). Y en este momento fue cuando la ciudad pasó a llamarse Carcassonne.

Una vez cruzada la Porte Narbonnaise ya puedes empezar a recorrer toda la ciudadela.

La Dama Carcas a la entrada de la Porte Narbonnaise

Pasear por la Cité Médiéval de Carcassonne hará que inevitablemente te traslades a otra época, a otro tiempo. Un tiempo en que había que defender territorios y reinos. Un tiempo de batallas ganadas y perdidas. Así es Carcassonne. 

¿Te animas a conocerla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!