Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

CHEFCHAOUEN, EL REINO AZUL DE MARRUECOS

Chefchaouen

Situado en la Cordillera del Rif, Chaouen fue fundada en el siglo XV por los bereberes.  Durante esta época la ciudad acogió a los moriscos y judíos que fueron expulsados de España por orden  de los Reyes Católicos en el año 1492. Y precisamente esta población fue dando forma a uno de los pueblos más bonitos que existen en Marruecos.

Hoy día Chefchaouen, nombre que se le dio tras la Independencia de 1965, es uno de los enclaves más visitados del Atltas marroquí. Y es que gracias a su belleza se ha ganado a pulso este privilegio.

Rincones azules de Chefchaouen

CÓMO LLEGAR

 

Desde Tánger es muy sencillo llegar a Chefchaouen. En el propio aeropuerto puedes contratar un «grand taxi» para recorrer los 140 kms que separan ambas localidades. El precio suele ser negociable. Normalmente ronda en torno a los 600 MAD ( unos 60 € ).El trayecto dura unas 2 horas más o menos y discurre por carreteras de montaña con bastantes curvas en algunos tramos. Ya estás en el «reino azul» de Marruecos. 

 

QUÉ VER

 

MEDINA Y ZOCOS

 

Cuando cruces el arco de entrada a ChefChaouen lo mejor es que subas por el estrecho callejón  de la calle principal. Éste te conducirá la la concurrida plaza Uta el-Hamman.  Has llegado a la medina. Como en cualquier ciudad árabe éste es el centro de todo, el lugar donde transcurre la vida.

Calles de la Medina

Cada una de las calles de la Medina es un zoco en sí misma. Aquí vas a encontrar desde babuchas, alfombras, especias o lámparas…..hasta pastelerías con los típicos dulces marroquís, que personalmente me encantan. La Medina es la vida, es un ir y venir de calles entrelazadas que por momentos harán que te sientas dentro de un laberinto del que no querrás salir.

Puffs de cuero, Zoco de Chefchaouen

PLAZA OUTA EL-HAMMAN

 

En el corazón de la Medina encontramos esta colorida y alegre plaza. Pareciera que cada una de las calles de Chefchaouen quisieran terminar en este lugar. Y es que aquí es donde se concentra la esencia de la ciudad. Alrededor de la Plaza Outa El-Hamman hay numerosos cafés, bares y teterías que se mezclan con  vendedores improvisados de todo tipo de artilugios.

Plaza Outa El-Hamman

Este es el lugar también de la Gran Mezquita y la Alcazaba (kasbah). La Gran Mezquita data del siglo XV y fue construída por  Moulay Alí Ben Rachid, uno de los fundadores de Chaouen. Se caracteriza  principalmente por su minarete, de forma octogonal, algo diferente a los cánones seguidos en este tipo de construcciones.

Puerta de entrada a la Mezquita de Chaouen

Por su parte la Alcazaba, también llamada Kasbah se trata de una fortaleza amurallada que guarda en su interior un patio ajardinado y una Torre del Homenaje. Su fin primitivo fue defender la ciudad de los ataques portugueses que querían hacerse con el norte del país. Actualmente alberga el Museo Etnográfico.

Delicias pasteleras marroquíes

MIRADOR DE LA MURALLA

 

Una vez que hayas recorrido Chefchaouen puedes subir hasta la parte más alta del pueblo. En este lugar se encuentran las murallas que rodean toda la ciudad. Y es precisamente desde aquí desde donde tendrás las mejores vistas de Chaouen y las montañas que lo rodean.

ChefChaouen desde las murallas

CASCADA Y LAVADEROS

 

Otro de los rincones más bonitos que tiene Chaouen es la zona de los lavaderos. Para llegar hasta aquí tienes que atravesar toda la Medina en dirección noreste.  Pronto te toparás con el arco de salida que se abre camino en la muralla. Tras descender unos metros habrás llegado a la cascada y a los famosos lavaderos de la ciudad.

Lugar habitual de encuentro de locales, esta parte de Chaouen se llena de visitantes los días festivos. Es en ese momento y sobre todo los días de más calor, cuando la cascada  es la protagonista e invita a refrescarse en sus pozas.

Lavaderos de Chaouen

Estos son los lugares más importantes de Chefchaouen y los que se suele visitar la primera vez que se viaja hasta aquí. Pero sin lugar a dudas, el encanto de este pueblo reside en cada una de sus calles, en cada uno de sus rincones y en ese color azul que muchas veces parece hasta irreal. Y es que Chaouen  es el «reino azul de Marruecos».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 thoughts on “CHEFCHAOUEN, EL REINO AZUL DE MARRUECOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *