BURDEOS EN UN FIN DE SEMANA

 

Estamos en Burdeos, la capital de Aquitania, departamento francés situado en el sudoeste del país. La zona es conocida sobre todo por su producción de vino, su gastronomía y su costa. Pero además de todo esto posee una de las ciudades más bonitas de Francia, Burdeos. ¿La descubrimos junt@s?

 

 

CÓMO LLEGAR A BURDEOS

 

Burdeos está a una hora de avión más o menos de Madrid. Así que puede ser la opción perfecta para visitar la ciudad en un fin de semana, tiempo que será suficiente para descubrirla.

Cuando llegues al Aeropuerto de Burdeos-Mérignac, situado a unos 10 kilómetros del centro histórico, lo primero que debes hacer es localizar el autobús número 1+. Es sencillo. Sólo debes salir de la terminal de llegadas por la última puerta de la izquierda y lo verás allí aparcado. El billete individual cuesta 1,70 € (diciembre 2018) y permite usar además el tranvía en el espacio de una hora. Así que puedes aprovechar para bajarte en cualquiera de las paradas que tienen conexión con las diferentes líneas de tranvía de la ciudad. Existen máquinas automáticas habilitadas para poder comprar los billetes (dispone de opción en castellano así que sin problema).

Parada del Autobús 1+

El autobús 1+ recorre el trayecto que separa el Aeropuerto de Mérignac y la Gare St Jean (estación de trenes) en unos 50 minutos. No es un autobús que esté destinado exclusivamente al traslado de pasajeros por tanto hace muchísimas paradas cada muy poco tiempo. Y es que también lo usan los habitantes de Burdeos ya que conecta la ciudad de Mérignac con barrios de la capital y el centro.

Autobús 1 +

QUÉ VER

 

Burdeos ha sido todo un descubrimiento para mí. La “Bella Durmiente” llamada así por el “olvido” al que fue sometida durante años, es una ciudad preciosa. Durante unos 15 años la capital de Aquitania ha sido sometida a una intensa restauración de manera que a día de hoy todos sus edificios lucen renovados. Muchos de ellos, sobre todo los del centro, pertenecen al siglo XVIII, época dorada de la ciudad. Y es que como dijera ya en su día el gran Víctor Hugo, Burdeos es una ciudad tan bella que muchas veces nos recuerda a París. 

 

PONT DE PIÈRRE (PUENTE DE PIEDRA)

 

Comenzamos nuestro recorrido por Burdeos en el Puente de Piedra. Sobre el río Garona se sitúa el puente más antiguo de la capital de Aquitania. Estamos en el Pont de Piérre, un puente de piedra de 500 metros de largo que conecta el casco antiguo de la ciudad con la parte nueva. Construido por orden de Napoleón a principios del siglo XIX está compuesto por 17 arcos que se corresponden con el número total de letras de su nombre.

El Puente de Piedra comunica la Plaza de Stalingrad con la Porte Bourgogne (Puerta Borgoña), una de las seis puertas de entrada a Burdeos.

Puente de piedra

PORTE BOURGOGNE (PUERTA BORGOÑA)

 

Tras cruzar el Puente de Piedra llegarás a la Puerta Borgoña. Estás ante una de las entradas a la ciudad de Burdeos. Fue construida en el siglo XVIII en el mismo lugar donde se encontraba la antigua puerta medieval de acceso al núcleo urbano.

Curiosamente la puerta está en una plaza repleta de tiendas y restaurantes árabes….por un momento me pareció estar en Marruecos!!!

Puerta Borgoña

BASÍLICA DE SAINT MICHEL Y LA FLÈCHE

 

A pocos pasos de la Puerta Borgoña tenemos la Basílica de Saint Michel, uno de los puntos de referencia de la ciudad. Fácilmente reconocible desde casi cualquier punto de Burdeos, la Basílica de Saint Michel es un ejemplo perfecto del gótico de finales del siglo XV. Pero lo más representativo del edificio es la torre de su campanario, llamada “La Flèche”.  La particularidad de su construcción es lo más llamativo de la misma. Y es que a diferencia del resto de campanarios La Flèche está construida de forma separada a la Basílica, debido a la condición pantanosa del terreno.

Basílica de Saint Michel
La Flèche, campanario de la Basílica de Saint Michel

La Basílica se puede visitar todos los días de 8 a 12 h y de 13  a 18 h. El acceso es gratuito. En nuestro caso no ha sido posible entrar ni en la Basílica ni en el campanario ya que debido a las manifestaciones del 8 de diciembre de 2018 en Francia ambos monumentos permanecían cerrados por precaución.

 

MERCADO DE PULGAS DE SAINT MICHEL (LES PUCES DE SAINT MICHEL)

 

En los alrededores de la Basílica de Saint Michel, concretamente en la Rue des Faures podrás disfrutar en primera persona de un auténtico  “mercado de pulgas francés”. Todos los fines de semana este es el lugar elegido por numerosos comerciantes y vendedores ambulantes para exponer artilugios, muebles antiguos y cachivaches varios. Aquí se vende de todo y a cualquier precio. Es una oportunidad única de conocer e integrarse un poco más en el día a día de la ciudad.

Personalmente me gustó muchísimo este mercado. No esperaba encontrarme algo así a los pies de la Basílica de Saint Michel. Todo un descubrimiento!!

Mercado de pulgas de Saint Michel

PORTE DE CAILHAU (PUERTA CAILHAU)

 

Nos marchamos de la Basílica de Saint Michel y regresamos a la orilla del Garona. Si continúas caminando pronto llegarás a la Porte Cailhau (Puerta Cailhau). Estás en otra de las puertas de entrada a Burdeos.

Esta preciosa puerta fue construida en el año 1495 y está dedicada a Carlos VII, rey francés que ganó la batalla de Fornovo. La puerta tenía una doble finalidad, por un lado era una especie de monumento de homenaje al rey y por otro una puerta defensiva que protegía el acceso a la ciudad.

Si decides pasar por debajo de la Puerta Cailhau llegarás al animado barrio de Saint Pierre, donde se encuentra la famosa Rue Sainte Catherine, la calle más importante y transitada de Burdeos.

Puerta Cailhau

PLACE DE LA BOURSE (PLAZA DE LA BOLSA)

 

Dejando atrás la Puerta Cailhau llegarás a la Plaza de la Bolsa. Estás en el lugar más emblemático de Burdeos. Una plaza cuya construcción supuso la desaparición del Burdeos medieval y el comienzo de una ciudad renovada y abierta al comercio.

En esta plaza se sitúan por un lado el antiguo Palacio de la Bolsa que hoy en día acoge la sede de la Cámara de Comercio  y por otro, el edificio principal de Aduanas, actualmente reconvertido en Museo.

Fuente de las Tres Gracias, Plaza de la Bolsa

En el centro de la plaza hay una fuente que lleva ocupando el mismo lugar desde el año 1869. Es la llamada Fuente de las Tres Gracias. Representa a tres de las hijas de Zeus;  Aglaé, Thalie y Eufrosina. La obra fue diseñada por Visconti, el mismo arquitecto de los Inválidos de París donde está enterrado Napoleón.

 

ESPEJO DEL AGUA

 

El Espejo del agua es una superficie de granito de 3450 m2 y un espesor de 2 cm situado justo delante de la Plaza de la Bolsa. Inaugurado en el año 2006 el espejo del agua muestra un espectáculo visual y refrescante a escasos metros de la orilla del Garona gracias al perfecto reflejo de las fachadas de los elegantes edificios del siglo XVIII presentes en la Plaza.

Espejo del agua frente a la Plaza de la Bolsa

Es todo un espectáculo poder visualizar esta imagen. Gracias a unos aspersores que emanan agua vaporizada la superficie permanece húmeda permitiendo que se pueda ver el esperado reflejo. Pero en nuestra visita a la ciudad no hemos podido verlo. Debido a las manifestaciones y protestas en Francia no se activaron los aspersores, siendo imposible disfrutarlo. No obstante, nos gustó mucho también.

 

PLACE QUINCONCES (PLAZA DE QUINCONCES)

 

Junto al Espejo del agua se sitúa la Place Quinconces, considerada la plaza más grande de Europa. Localizada en pleno centro de Burdeos ocupa una superficie de 12 hectáreas y su diseño está basado en semi-círculos de árboles plantados siguiendo patrones geométricos.

Monumento a los Girondinos, Plaza de Quinconces

La entrada a la plaza está presidida por dos enormes columnas de 21 metros cada una que hacen referencia al Comercio y la Navegación. Y en el centro verás el conocido como Monumento a los Girondinos, un pilar coronado por una estatua de la Libertad rompiendo las cadenas. A los pies del pilar hay una gran fuente repleta de esculturas que hacen alusión al triunfo de la República y la Concordia.

Fuente a los pies del Monumento a los Girondinos

COURS DE L´INTENDANCE (GOYA)

 

Si existe un lugar curioso en la ciudad de Burdeos es sin duda la Cours de L´Intendance, una de las avenidas principales del centro histórico. Y es que en el número 57 de esta calle vivió Francisco de Goya durante los últimos 4 años de su vida. De hecho fue en Burdeos donde falleció el 16 de Abril de 1828.

Placa de Goya en Cours de L´Intendance

En la actualidad el edificio que fue su hogar está ocupado por la sede del Instituto Cervantes. En la misma puerta de entrada verás una placa en homenaje al genial pintor. No pudimos ver las salas interiores porque estaba cerrado pero nos conformamos con lo que hemos visitado.

Placa en el interior del edificio donde vivió Goya

IGLESIA DE NOTRE DAME

 

Cerca de la Cours de L´Intendance puedes hacer un alto en el camino y visitar la preciosa Iglesia de Notre Dame. De estilo barroco está considerada monumento histórico gracias a su excelente fachada y sus espectaculares vidrieras interiores.

Iglesia de Notre Dame

El acceso a esta iglesia es gratuito y se puede visitar de martes a sábado de e 8:30 a 19 horas y los lunes de 14 a 19 horas.

En la misma plaza donde está la iglesia nos encontramos con una estatua de Goya.

Estatua de Goya

RUE SAINTE CATHARINE (CALLE SANTA CATALINA)

 

Cuando termines de recorrer la Cours de L´Intendance a mano derecha tendrás una de las arterias más importantes de Burdeos, la Rue Sainte Catharine.  Esta calle tiene el privilegio de ser la calle comercial más larga de Europa. Comienza en la Place de la Comédie (Plaza de la Comedia), presidida por el Grand Théâtre y termina en la concurrida Place de la Victoire (Plaza de la Victoria). En total 3 kms de calle peatonal repleta de comercios y restaurantes.

Plaza de la Comedia
Comercios en Rue Sainte Catharine

PORTE GROSSE CLOCHE

 

En una de las muchas calles perpendiculares a la Rue Sainte Catharine se localiza otra de las puertas de entrada a Burdeos. Se trata de la Porte Grosse Cloche, antiguo campanario del Ayuntamiento de la ciudad durante el siglo XVIII. La fachada llamará tu atención gracias al precioso reloj astronómico que la decora.

Porte Grosse Cloche

CATEDRAL DE SAINT ANDRÉ Y LA TORRE DE PEY-BERLAND

 

Regresamos a la Rue Saint Catherine para dirigir nuestros pasos hasta la Catedral de Saint André, Patrimonio de la Humanidad. Aunque algunas partes del templo se construyeron en el siglo XI casi todo el edificio es de estilo gótico. En un primer momento esta catedral fue diseñada para albergar cuatro campanarios pero al final sólo se construyeron dos. Y es que el carácter pantanoso del terreno no estaba preparado para soportar tanto peso.

La Catedral de Saint André está incluida dentro del conjunto de monumentos que forman parte de los llamados Caminos de Santiago de Compostela.  Y se trata además de uno de los monumentos más importantes de Burdeos por ser el lugar elegido para celebrar el matrimonio entre Leonor de Aquitania y Luis VIII.

Al sureste de la entrada principal de la Catedral encontramos la Torre Pey-Berland, llamada así en honor al arzobispo que la mandó construir. La torre está formada por cuatro niveles y es posible subir hasta la terraza superior. Las vistas desde allí arriba son las mejores que se pueden tener de la ciudad de Burdeos. Pero debido a las manifestaciones del 8 de diciembre no pudimos subir!!!!!

El acceso a la Catedral es gratuito y se puede visitar en el siguiente horario:

Lunes: 14 a 19 h

Martes, jueves y viernes:   10 a 12 h /  14 a 18 h

Miércoles y sábados: 10 a 12 h / 14 a 19 h

Domingos: 9:30 a 12 h /  14 a 18 h

Catedral de Saint André

Para subir a la Torre Pey-Berland deberás abonar 6 €. Los horarios para visitarla son los siguientes:

DEL 2 ENERO AL 31 MAYO

Abierto todos los día 10.00-12.30 / 14.00-17.30

DEL 1 JUNIO AL 30 SEPTIEMBRE

Abierto todos los días 10.00-18.00

DEL 1 OCTUBRE AL 31 DICIEMBRE

Abierto todos los días 10.00-12.30 / 14.00-17.30

Torre Pey-Berland

PORTE DIJEAUX (PUERTA DIJEAUX)

 

Muy próxima a la Catedral de Saint André tienes otra de las puertas de entrada a la ciudad. Estamos en la Puerta Dijeaux. De aspecto un poco más sobrio que las anteriores se sitúa frente a la Plaza Gambetta. Fue construida en el año 1748. En su fachada delantera se muestra un escudo con las armas de Francia y un león, emblema de la ciudad.

Puerta Dijeaux

PORTE AQUITAINE (PUERTA DE AQUITANIA)

 

Si recorres la Rue Sainte Catharine hasta el final llegarás a la Place de la Victoire (Plaza de la Victoria), una de las plazas más animadas de la ciudad. Al comienzo de la misma te recibirá la Puerta de Aquitania que se corresponde con la entrada a la ciudad desde el lado sur. Se construyó en el siglo XVIII y su fachada está adornada con 4 columnas almohadilladas.

Puerta de Aquitania en la Plaza de la Victoria

PORTE DE LA MONNAIE (PUERTA DE LA MONEDA)

 

Si has echado cuentas verás que ya sólo nos queda por ver una de las seis puertas que tiene Burdeos. La última y no por eso menos importante es la llamada Porte de la Monnaie. Aunque visualmente es la puerta menos llamativa de las seis tuvo su importancia en el pasado. Situada frente a las orillas del río Garona era la vía por la que entraban los productos de las colonias y del mediterráneo. Y por la que salían los productos que se mandaban al exterior.

Puerta de la Monnaie

 

Y hasta aquí nuestro recorrido por la ciudad de Burdeos. Una ciudad bonita, cuidada, con mucho encanto y perfecta para escaparse un fin de semana!!!!

 

2 thoughts on “BURDEOS EN UN FIN DE SEMANA

    1. Merece mucho la pena conocer Burdeos. Es una opción perfecta de fin de semana. Ainsss….ya sabes que Toulouse a mi me robó el corazón!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *