Qué ver en Toulouse. La ville rose

 

Toulouse me ha robado el corazón. Es una ciudad vibrante, romántica, bonita…que te invita a pasear por sus calles una y otra vez. Una ciudad que, sin duda, ha dejado un gran huella en mí, hasta tal punto que ya estoy deseando volver.

La llamada “Ville Rose” o ciudad rosa, debido a que gran parte de sus edificios son de tonos rosados, no es extremadamente grande. Sin embargo para poder visitar sus principales puntos de interés son necesarios por lo menos dos días. Tiempo en el que quedarás enamorad@ de este rincón del sur de Francia.

 

CÓMO LLEGAR 

 

Toulouse está a 1 hora de avión más o menos de Madrid. Esta cercanía puede ayudarte a preparar una escapada de fin de semana a la ciudad del río Garona.

Si eliges volar hasta aquí debes saber que una vez en tierra la mejor forma de llegar al centro es el tranvía. Justo a la salida del aeropuerto encontrarás las líneas de tranvía T1 y T2 que comunican Toulouse y el centro urbano en ambos sentidos. Está todo muy bien indicado, así que no hay lugar a equivocaciones.

Los billetes los puedes comprar allí mismo, ya que hay varias máquinas automáticas (disponibles en varios idiomas) muy fáciles de usar. El precio del billete individual es 1,70 € (octubre 2018).

Tienes que tener en cuenta que este tranvía te va a dejar en la parada de metro Palais de Justice, perteneciente a la línea B (color amarillo). Ya estás en el centro de la ciudad y desde aquí ya puedes desplazarte a cualquier otro punto.

 

QUÉ VER

 

PLACE DU CAPITOLE

 

Si tuviera que elegir un lugar para comenzar la visita a Toulouse elegiría su preciosa Place du Capitole. Estamos en el centro de la ciudad. Desde aquí puedes llegar fácilmente a la ribera del río Garona, perderte por las calles del casco viejo o dirigir tus pasos hasta el animado barrio de Saint Etienne.

Mercadillo en Place du Capitole

Y es que esta plaza es el corazón de la ciudad. Un lugar que siempre está lleno de vida, un lugar de paso y un lugar para quedarte también.  Además aquí encontrarás la sede del Ayuntamiento y el Teatro Nacional, que comparten localización.

 

RUE DU TAUR

 

Desde el extremo derecho de la Place du Capitole se extiende una de las calles más relevantes de Toulouse. Estamos en la Rue du Taur. Si empiezas a caminar por ella llegarás hasta la Basílica de Saint Sernin, que es la puerta de entrada al barrio del mismo nombre.

Esta estrecha calle está repleta de anticuarios y librerías con encanto. Pasear por ella es trasladarte a otra época. Sin embargo, la importancia de la Rue du Taur no reside en estos establecimientos. Su importancia viene dada por ser el lugar por donde transitaban los peregrinos que querían ver la tumba del santo mártir Saint Sernin (San Saturnino), que descansa en la Basílica de Saint Sernin.

Además en tu recorrido por esta calle no te puedes perder la preciosa Iglesia de Notre-Dame du Taur, ubicada en el número 12. Según la tradición popular en el mismo lugar donde está construida esta iglesia se rompió la soga que arrastraba al santo Saint Sernin durante su tortura.

La entrada a Notre-Dame du Taur es gratuita.  Y está abierta de lunes a viernes de 14 a 19 h y sábados y domingos de 9 a 12 h.

Interior Iglesia Notre Dame du Taur

BASÍLICA DE SAINT SERNIN

 

Considerada como el edificio románico más grande de toda Francia, la Basílica de Saint Sernin está unida a la vida del santo Sernin (Saturnino), enterrado en este mismo lugar.

Construida a comienzos del año 1070, lo que más llamará tu atención cuando la veas es su campanario, de forma octogonal y de grandes dimensiones.

La Basílica se puede visitar libremente pero si quieres acceder a la cripta subterránea debes abonar 2,5 € (octubre 2018). 

Basílica de Saint Sernin

VIEUX QUARTIER

 

Deshacemos nuestro camino por la Rue du Taur y regresamos a la Place du Capitole. Ahora vas a tomar la Rue Saint-Rome para adentrarte en el Vieux Quartier (Barrio Antiguo).  

Este barrio es un laberinto de calles repletas de antiguos palacetes, que fueron hogar de mercaderes y comerciantes. Allá por los siglos XV y XVI muchos de ellos hicieron fortuna gracias a la producción del tinte azul, conocido con el nombre de “pastel”. Y es que toda la zona donde se encuentra la ciudad de Toulouse era muy apropiada para el cultivo de una hierba de cuyas hojas trituradas se obtenía el colorante azul, tan apreciado en ese momento.

Gracias a este “negocio” muchos comerciantes amasaron una gran riqueza que no dudaron en reflejar en sus casas. Tienes muestra de algunos de estos palacetes en varias calles del Vieux Quartier. Por ejemplo, en la Rue des Changes, la Rue Saint-Rome, la Rue Gambetta...etc.

Palacete en “Rue des Changes”, Vieux Quartier

MUSEÉ DES AGUSTINS

 

Sin  salir del Vieux Quartier nos adentramos en uno de esos lugares que bien merecen una visita. Estamos en el Musée des Agustins  o Museo de Bellas Artes de Toulouse.

Localizado en el número 21 de la Rue du Metz, este museo comenzó siendo un convento de monjes Agustinos. Construido entre los siglos XIV y XV el edificio es el ejemplo perfecto de arquitectura gótica.

Las diferentes salas del museo están dispuestas en torno a un pequeño claustro. En cada una de ellas se exponen obras de varias épocas históricas. Todas guardan pequeños tesoros que estoy segura que te van a encantar.

El museo está abierto todos los días (excepto los martes) en horario de 10 a 18 h. El precio de la entrada es 4 € (octubre 2018).

Sala de los capiteles, Musée des Agustins

LES JACOBINS (CONVENTO DE LOS JACOBINOS)

 

Regresamos a la Place du Capitole para visitar otra de las joyas de Toulouse.  Muy cerca de la Rue Gambetta se encuentra el conjunto de iglesia y claustro conocido con el nombre de Convento de los Jacobinos.

Fue construido en el año 1215 con el objetivo de ser la sede central de los dominicos (llamados jacobinos en francés) en la ciudad de Toulouse.

La iglesia, por la que se accede al Convento, está formada por dos naves separadas por columnas terminadas en bóvedas.  Todas ellas adornadas con vidrieras que se colocaron posteriormente. Pero sin duda, la joya del Convento es su claustro, decorado con columnas de mármol!!

El Convento de los Jacobinos se puede visitar de martes a domingo en horario de 10 a 18 h. Los lunes permanece cerrado.

La entrada a la iglesia es gratuita pero si se desea visitar el claustro hay que pagar 2,5 € (octubre 2018).

Interior Convento de los Jacobinos

CANAL DU MIDI

 

El famoso Canal du Midi recorre Toulouse uniendo el río Garona con el Mar Mediterráneo. El Canal divide la ciudad en dos partes que a su vez están unidas entre sí gracias a varios  puentes pequeños.

En origen la construcción del Canal se focalizó en el transporte de mercancías pero hoy en día es un reclamo turístico para todo aquel que visita Toulouse. Ya que se realizan pequeños “cruceros” por el mismo. Tengo entendido que la mejor zona de la ciudad para hacerlos es el barrio de Saint Étienne!!

Canal du Midi

ORILLAS DEL GARONA

 

No puedes perderte las preciosas puestas de sol desde la orilla del Garona, el río que baña Toulouse. Lo mejor es que te acerques hasta el Pont Saint Pierre y esperes allí hasta que anochezca. Seguro que nunca vas a olvidar ese atardecer.

Y es que en esta zona de la ciudad se respira vida. Cada una de sus terrazas, bares, restaurantes situados a orillas de este río te invitan a quedarte allí toda la tarde. Es una maravilla pasear por este rincón de Toulouse. Ya lo verás!!

Río Garona

 

¿A que ahora te apetece conocer la “ville rose”? Anímate y visita Toulouse…esta ciudad tiene algo que atrapa….de hecho yo ya tengo billetes para regresar!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *