Qué ver en Lisboa en 3 días. Día 3.

 

DÍA 3

 

Vamos a por nuestro último día en Lisboa. Hoy vamos a visitar el Castillo de San Jorge y vamos a cruzar el Tajo. Vas a tener la ciudad a tus pies.

La mejor manera de subir al Castillo es el autobús 737. Saliendo de la Plaza da Figueira en muy pocos minutos estarás en la puerta de entrada. También puedes llegar con el tranvía 28, que como ya sabrás a estas alturas, recorre Alfama alcanzando también el Castillo de San Jorge.

 

CASTILLO DE SAN JORGE

 

Vigilante desde una de las siete colinas, el Castillo de San Jorge data de la época musulmana. En este momento se llamaba Castelo dos Mouros. 

Pero a mediados del siglo XII, Alfonso Henríquez, primer rey de Portugal, lo reconquistó y aquí es donde comienza su período de máximo esplendor. Fue reconvertido en Palacio Real y llegó a ser testigo del recibimiento de Vasco de Gama a su regreso de la India.

Castillo de San Jorge desde el Elevador de Santa Justa

Accederás al castillo pasando por debajo del Arco de San Jorge. Cuando estés ya dentro podrás pasear por sus once torres, el patio de armas, los calabozos y la Puerta de Moniz.

Cuenta la historia que esta puerta se llama así en honor al caballero Martim Moniz, que al ver cómo los musulmanes cerraban el acceso al castillo para evitar que entraran los cruzados, se interpuso en el camino para que sus compañeros pudieran entrar. Gracias a él los cristianos pudieron reconquistar la fortaleza.

PRECIO Y HORARIOS

La entrada al castillo cuesta 8,5 €. Y los horarios son los siguientes:

De noviembre a febrero, de 9 a 18 h

De marzo a octubre, de 9  a 21 h

Cerrado 1 de enero, 24 y 25 de diciembre y 1 de mayo.

La visita al castillo te llevará media mañana más o menos. Es interesante también visitar los jardines que lo rodean y perderse sobre todo por  el pequeño y laberíntico barrio de Santa Cruz do Castelo,  con sus típicas casas llenas de flores y fachadas desconchadas.

Fachada en Santa Cruz do Castelo

Ahora vamos a volver al centro de la ciudad. Te sugiero que regreses usando de nuevo el autobús 737. La parada donde debes bajarte es Rua da Conçeicao. Esta calle es la más próxima a la Plaza del Comercio, y a Cais do Sodré, nuestro enlace para cruzar el Tajo.

 

CRISTO REI

 

Nos vamos a Almada, frente a Lisboa. Te voy a explicar cómo llegar hasta el mirador del Cristo Rei.

Cristo Rei

En el punto más alto de Almada,  población situada frente a Lisboa, se yergue una estatua que representa a Cristo Rei con los brazos abiertos. Inevitablemente nos recuerda al famoso Corcovado de Río de Janeiro. Y es que, de hecho, está inspirado en él.

En el año 1934  el entonces cardenal de Lisboa  viajó a Brasil. Quedó tan impactado con la visita al Cristo Redentor que a su  vuelta comenzó a recaudar fondos para construir un monumento similar en su ciudad. Esta idea se materializó en los años 50.

El Cristo Rei está colocado sobre cuatros pilares que representan los cuatro puntos cardinales. En su  interior hay una capilla, la  Capilla de Nossa Senhora da Paz y un ascensor que permite subir al mirador desde el cual podrás ver el puente 25 de Abril  y toda Lisboa.

Siempre que he visitado este santuario el ascensor no estaba disponible, así que me he tenido que conformar con las vistas, increíbles también,  desde el mirador a los pies del Cristo.

PRECIO Y HORARIOS

El acceso al recinto es gratuito, pero si quieres subir al mirador deberás pagar 6€.

Horarios:

  • 09:30 a 18:15 (invierno; última subida a las 18:00)
  • 09:30 a 19:00 (verano; lunes a viernes, última subida a las 18:45)
  • Cerrado el 24 de diciembre desde las 13:00 hasta las 14:30 del 25 de diciembre
  • Cerrado el 31 de diciembre desde las 18:15 hasta las 10:00 del 1 de enero

CÓMO LLEGAR

Llegar al Santuario del Cristo Rei es muy sencillo. Simplemente, tienes que ir hasta la estación de ferries de Cais do Sodré. No tiene pérdida. Está junto a la estación de trenes del mismo nombre.

Aquí debes comprar un billete de  ida  y vuelta a Cacilhas, en Almada. El precio es poco más de 5€ y en 10 minutos estarás al otro lado del Tajo. Una vez allí debes subirte al autobús 101 y bajarte en la última parada, llamada Cristo Rei.

Volvemos al centro y terminamos nuestro día y nuestro viaje en el Bairro Alto. A estas alturas…¿ ya sabes cómo llegar verdad ?

Raúl en el mirador a los pies del Cristo Rei

 

 

Espero que Lisboa te haya gustado tanto como a mi y que hayas disfrutado cada segundo, cada instante, porque Lisboa no es una ciudad cualquiera, es una ciudad que tiene tanta personalidad que es imposible que no te deje huella. Ya me contarás qué te ha parecido.

Puedes ver el segundo día de viaje en este enlace: Qué ver en Lisboa en 3 Días. Día 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *