Oporto en 48 horas

Oporto, la ciudad más importante del norte de Portugal, la ciudad del vino y el Duero. Vamos a pasar juntos un fin de semana en este precioso rincón del país vecino. ¿Te vienes conmigo?

 

 

 

DÍA 1. QUÉ VER

 

Iniciamos nuestros pasos por Oporto en la Avenida de los Aliados, repleta de edificios modernistas a ambos lados y con el Ayuntamiento a nuestras espaldas.

Avenida dos Aliados

Avanzamos y llegamos a la Plaza de la Libertad. Estás ahora mismo en el centro de la ciudad. La estatua ecuestre de Pedro IV, hecha en bronce, te va a dar la bienvenida.

Ahora mismo te encuentras muy cerca de dos lugares que debes conocer si es tu primera vez aquí; a la derecha tienes la Torre de los Clérigos y a la izquierda  la Estación de Sao Bento. 

Vayamos a la Torre primero.

TORRE DE LOS CLÉRIGOS

 

La Torre de los Clérigos es un campanario construido entre 1754 y 1763 y forma parte de la Iglesia del mismo nombre.

Con sus 76 metros de altura y sus más de 200 escalones fue durante algún tiempo el edificio más alto de Portugal.

Precisamente esta característica ayudaba a orientarse a los barcos que llegaban al puerto de Riberia, ya que siempre usaban la torre como referencia.

Lo mejor que puedes hacer es subir al mirador de la torre. Por 5 € (dic. 2017) tendrás las mejores vistas de Oporto. No te defraudarán.

La entrada a la iglesia es gratuita y el horario de todo el conjunto es de 9 a 19 h.

Torre de los Clérigos, Rúa San Filipe Neri

Aprovechando tu situación ahora mismo, vas a torcer a la derecha de nuevo para llegar a la Rua Das Carmelitas, en concreto al número 144. Aquí te espera la famosa, muy a su pesar, libería de “Harry Potter”. Te hablo de la Librería Lello e Irmao.

 

LIBRERÍA LELLO E IRMAO

 

Inaugurada en el año 1869 con el nombre de “Librería Internacional de Ernesto Chardron“, un empresario francés afincado en Oporto,  posteriormente pasó a ser propiedad de  José Lello y su hermano António, quienes compraron la librería y le dieron el nombre que hoy conocemos.

Aunque siempre se tiende a asociarla con la saga de “Harry Potter”, la verdad es que esta librería no aparece en ninguna de las películas de este personaje. Pero lo que sucede es que como J.K. Rowling vivió durante algún tiempo en Oporto, se cree que en cierta manera pudo inspirarse en ella para dar vida a su librería ficticia del callejón Diagon.

Dejando de lado si es verdad o no, el interior te encantará. Eso sí, tendrás que esperar para entrar a verla porque las filas son interminables.

 

NUESTRA SEÑORA DO CARMO

 

Cuando salgas de verla sigue caminando por la Rua Das Carmelitas, llegarás a la Rúa do Carmo. Nuestro objetivo es que te subas al tranvía número 22, que comienza su recorrido en esta calle. Pero antes quiero que te pares un momento y observes la Iglesia de Nuestra Señora do Carmo.

Cubierta de azulejos data de finales del siglo XVIII y es el mejor ejemplos de arquitectura rococó de Oporto. El interior de la iglesia no es muy grande pero contiene varios retablos interesantes.

La entrada es gratuita y está abierta durante los horarios de misas.

 

Nuestra Señora do Carmo

Ahora sí, ahora vas a ir al tranvía número 22 y te vas a subir en él. Vas a bajarte en la última parada, en la plaza de Batalha. Aquí te espera otra de las sorpresas que guarda Oporto, la Iglesia de San Ildefonso. Mi preferida.

 

IGLESIA DE SAN ILDEFONSO

 

Situada en la Plaza de Batalha, una de las zonas más altas de la ciudad, esta iglesia fue construida a principios del siglo XVIII usando los característicos azulejos portugueses. La fachada muestra escenas de la vida de San Ildefonso, así como alegorías a la Eucaristía.

El interior guarda un espectacular retablo  de estilo barroco y rococó diseñado por Nicolau Nasoni,  arquitecto y pintor italiano que trabajó casi toda su vida en Portugal. Además aquí se conservan las reliquias del santo que son veneradas por los habitantes de la ciudad.

Iglesia de San Ildefonso

Dejamos atrás la iglesia y seguimos avanzando. Pronto nos encontraremos con la Rúa Santa Catarina, una de las principales arterias comerciales de la ciudad. En el número 112 de esta calle tienes uno de los cafés más conocidos de la ciudad. Te hablo del Café Majestic, de estilo art decó, que mantiene aún la belleza característica de los  típicos cafés de los años 20.

Ahora vas a seguir avanzando un poco más por Santa Catarina. Quiero que llegues a la preciosa Capela das Almas (Capilla de las Almas).

 

CAPILLA DE LAS ALMAS

 

Es una de las iglesias más especiales de Oporto, pero también una de las gran excluidas cuando se visita esta ciudad. Así que yo te recomiendo que la veas porque estoy segura de que te va a encantar.

Construida en el siglo XVIII es de estilo neoclásico y está dedicada a la Virgen de  las Almas, cuya imagen es venerada en su interior. Cuando se colocaron los azulejos sobre la fachada principal,  esta iglesia se convirtió en una de las favoritas de los habitantes de Oporto.

Capela das Almas

Cuando salgas de la Capela das Almas te aconsejo que retrocedas un poco.  Si giras a la derecha en la Rúa Fernandes Tomas te encontrarás con uno de los lugares más nostálgicos de Oporto, el Mercado do Bolhao.

 

MERCADO DO BOLHAO

 

Lleva funcionando desde principios del siglo pasado y en él se vende toda clase de fruta, carne, pescado, flores…. Visitarlo es conocer la esencia de la ciudad, el día a día.

Debes tener en cuenta el horario si quieres acercarte a verlo. Está abierto de lunes a viernes de 7 a 17 h y los sábados de 7 a 13 h.

Mercado do Bolhao

RIBEIRA

 

Sus coloridas y decoradas fachadas te van a recibir con los brazos abiertos. Estamos en la ribera del Duero, en la parte más baja de la ciudad y si te fijas en la otra orilla verás las numerosas bodegas de Vila Nova de Gaia.

Esta zona de Oporto tiene mucho encanto de día pero al caer la noche se vuelve aún más mágica. Aquí tienes muchísimos restaurantes, terrazas…y cualquiera de ellos te dejará un buen sabor de boca.

Nos vamos a dormir que mañana nos espera otro día recorriendo la ciudad del Duero.

 

DIA 2. QUÉ VER

 

Nuestro día empieza en la preciosa estación de trenes Sao Bento. Estamos en el centro de la ciudad,  muy cerca de la Plaza de la Libertad y la Avenida de los Aliados.

 

SAO BENTO

 

Inaugurada en 1903 está construida sobre las ruinas del antiguo Convento de São Bento del Ave María.  Es una de las estaciones de tren más bonitas del mundo y nos recuerda la época en la que se hacían grandes viajes en tren.

dsc0086-001-e1533568139377-001.jpg
Estación de Sao Bento

Lo más destacado son los paneles de azulejos que recubren las paredes y en los que se muestran escenas históricas.

Cuando salgas de la estación vas a acercarte a la Sé, la Catedral. Estás a dos pasos de ella,  así que es buen momento de visitarla.

 

 

Construida siguiendo el estilo románico del siglo XII, su aspecto exterior te dará más bien la sensación de que estás ante un monumento defensivo en lugar de religioso. El interior, igualmente, es bastante sobrio y austero.

Pero si tuviéramos que encasillarla en un único estilo diríamos que la catedral de Oporto es barroca, ya que las diferentes modificaciones y reconstrucciones a las que se ha visto sometida han incorporado muchos elementos de este estilo.

Importante es que no te pierdas el claustro, es precioso. Para verlo hay que pagar unos  3 €, pero merece la pena.

El horario es el siguiente:  9 a 12:30  y de 14:30 a 18 h ( hasta las 19 h de nov-mar).

Además otro añadido a la visita, es que desde la explanada de entrada a la tendrás una de las mejores vistas de la ciudad.

Vamos a regresar de nuevo a Sao Bento y ahora vamos a bajar por toda la Rúa Mouzinho da Silveira. Pronto llegaremos a dos de nuestras siguientes paradas, el Palacio de la Bolsa y la Iglesia de San Francisco. 

El Palacio de la Bolsa, actualmente, es la sede de la Asociación Comercial de Oporto. El edificio entero es de estilo neoclásico y está construido sobre las ruinas de un antiguo convento franciscano que fue destruido por un incendio.

Se puede visitar por libre o con guía. El precio es 9 € y el horario es el siguiente;

  • De noviembre a marzo  9 a 13 h y de 14:00 a 17:30
  • De abril a octubre de 9 a 18:30 

Justo al lado del Palacio de la Bolsa tienes la Iglesia de San Francisco. Vamos a entrar para que la veas.

 

IGLESIA DE SAN FRANCISCO

 

Con un exterior austero, su interior esconde una de las mejores muestras del barroco portugués. No hay un sólo centímetro de esta iglesia que quede sin decorar.

Está localizada en la Praça Infante Dom Henrique, la entrada cuesta 3,5 € y abre de 9 a 20 h de marzo  a junio y hasta las 18 de noviembre a febrero.

Sin darnos cuenta estamos otra vez en la zona de Ribeira. ¿Recuerdas que lo viste anoche? Te aconsejo que pasees por la ribera del Duero y contemples ahora de día las bodegas del otro lado.

Pero antes de cruzar el río por qué no lo navegamos? Desde el puerto de Ribeira se ofrecen “cruceros” en barco por el Duero. Es una buena manera de ver Oporto y Vila Nova de Gaia desde una perspectiva diferente.

Ahora si, nos vamos a Vila Nova de Gaia.

 

VILA NOVA DE GAIA

 

Aunque pueda parecer que esta localidad forma parte de Oporto, la realidad es que se trata de otra ciudad portuguesa.

Famosa por dar cobijo a las conocidas bodegas donde se fabrica el vino con denominación de origen de Oporto, Vila Nova de Gaia contempla desde su orilla las casitas de colores de Ribeira.

Ribeira desde Vilanova de Gaia

CÓMO LLEGAR

La mejor forma de llegar a Vila Nova de Gaia desde Oporto es cruzando el Puente Luis I a pie o en autobús desde la parte baja. Así, llegarás a la orilla del río donde se encuentran exactamente las bodegas.

Verás que en muchas de ellas ofrecen degustaciones de los diferentes vinos de Oporto. No suelen ser caras y cualquiera de ellas merece bien la pena. Siempre aconsejo no quedarse en las bodegas que están en la orilla, es mejor adentrarse en las calles, verás qué bien te tratan…sin el “compromiso” que parece haber en las principales.

Tras haber recorrido Vila Nova y sus bodegas puedes regresar a Oporto de la misma manera.  Como estás en la parte baja de la ciudad vamos a subir a la parte alta otra vez. ¿Cómo? Vas a hacerme caso y vas a subirte en el Funicular dos Guindais.

Este funicular conecta los barrios de Ribeira y Batalha y está emplazado en el mismo lugar donde se instaló el original en el año 1891.

En cuanto hayas terminado de cruzar el Puente Luis I dirígete a la R. da Ribeira Negra 314. 

Subir en este funicular cuesta 2,5 € (si compras solo ida) y 3 € (ida y vuelta).  El horario es el siguiente:

 

  • De noviembre a marzo: De domingo a jueves de  8h00 a 20h00 / Viernes y sábados de las 8h00 a las 00h00
  • De abril a octubre: De domingo a jueves de  8h00 a 22h00 / Viernes y sábados de las 8h00 a las 00h00
  • Cierra a las 19h el 24 de diciembre y el 25 de diciembre no abre. Funciona el día de San Juan y el de año nuevo durante toda la noche.

 

Ya estás de nuevo en la parte alta de la ciudad. Mi consejo es que desde aquí camines y sigas todo recto hasta llegar a la Rúa Santa Catarina. Estás de nuevo en la parte comercial, de tiendas, de cafés….etc. Aprovecha y descansa por esta zona.

Para terminar tu visita a la ciudad puedes volver a bajar a la Plaza de los Aliados y pasear por el centro de Oporto.

 

 

Aquí terminan nuestras 48 horas en Oporto. Espero que te haya gustado el recorrido por esta preciosa ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *